Video

jueves, 24 de septiembre de 2009

SALUDO DE LAS FARC-EP AL XI CONGRESO DE LA JUVENTUD COMUNISTA DE VENEZUELA

CAMARADASAS MESA DIRECTIVA DEL XI CONGRESO DE LA JUVENTUD COMUNISTA VENEZOLANA

CARACAS, REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

Desde los páramos, valles, selvas, ríos y montañas; desde la clandestinidad de campos y ciudades ; desde el luminoso recuerdo y la Compañía de nuestro  Comandante en Jefe Manuel Marulanda Vélez, de Raúl Reyes, Iván Ríos y cada uno de nuestros combatientes caídos en combate y de quienes resistimos la más grande operación militar contra movimiento guerrillero alguno en el hemisferio occidental; desde las  fecundas entrañas del pueblo colombiano donde  nacieron y se nutren las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP); les hacemos llegar nuestro fraterno, revolucionario y bolivariano saludo, a la vez que les deseamos éxitos rotundos en las deliberaciones del XI Congreso de la Juventud Comunista Venezolana.

Se reúnen Uds. en un momento particularmente complicado de la situación política y económica  internacional  que, de una u otra manera tiene incidencia sobre la particular y enriquecedora Revolución Bolivariana de la cual son actores y testigos de excepción a la vez. 

Seguros estamos que  de la franca y sana discusión de los jóvenes comunistas, surgirán las más acertadas conclusiones para hacerle frente a los enormes  desafíos de hoy y de mañana, puesto que la juventud venezolana, pero muy especialmente la Juventud Comunista, tiene sobre sus hombros una responsabilidad enorme en la defensa y profundización de la Revolución ya que son constructores y herederos  del proceso  emancipador que se ha convertido en esperanza del continente.

Para nosotros es altamente estimulante  saber que la vanguardia  juvenil  de la hermana República de Venezuela nutre su  conciencia con la teoría Marxista-Leninista-Bolivariana, faro  que  los guía por los senderos  de una revolución, que por su forma y fuerzas motrices no tiene antecedentes en nuestra América y cuyo contenido, según el Presidente Chávez, apunta hacia la construcción de una sociedad socialista. Esto nos obliga a saber conjugar acertadamente teoría y práctica revolucionaria. Llevar la ideología de clase, despertar y crear conciencia, enseñar y aprender del diario luchar del obrero, campesino, estudiante etc.; organizar a la población en el más variado tipo de estructuras  y permanecer alertas frente a los planes de la reacción y el imperialismo.

La instalación de 7 bases militares del gobierno Obama en Colombia, montadas con amañados  pretextos, tiene el claro propósito de tratar de exterminar a las FARC-EP. Con ellas la guerra en nuestro país se incrementa peligrosamente,  a la vez la resistencia antiimperialista tomará las más variadas formas extendiéndose en amplitud y profundidad porque frente a la agresión extranjera vastos sectores sociales que antes permanecían en la pasividad o la apatía, están dispuestos a luchar al lado de las FARC-EP, en la  GUERRA PATRIA DE TODO EL PUEBLO  hasta expulsar al invasor y derrotar sus apátridas colaboradores.

A nivel continental la amenaza prioritaria de invasión militar por parte del imperio recae sobre la Revolución Bolivariana, sin descartar ningún país que trate de salirse del tutelaje gringo.

Uribe como cabeza visible del narco-estado colombiano es el miserable traidor de nuestra América y el responsable de internacionalizar el conflicto social armado que atraviesa Colombia.  De haber existido voluntad política de los gobernantes colombianos para realizar cambios en las caducas estructuras que rigen en el país, la confrontación hubiera sido superada entre connacionales. Al optar por la guerra contra las FARC-EP, Uribe pretendió un rápido triunfo sobre la insurgencia  y a pesar de contar con el mayor ejército del área, la asesoría, ayuda militar, económica, tecnológica etc. ha fracasado  estruendosamente en su absurdo propósito y ahora pretende salvarse él, entregando Colombia a los Estados Unidos para que estos desde allí  se apoderen de toda la región tornándonos al colonialismo de nuevo cuño.

Afortunadamente ni los Uribes, ni los Obamas, ni la reacción, ni el fascismo las tienen todas consigo.  El andamiaje capitalista mundial se estremece en su cimiento sacudido por la profundidad de una crisis que es general.

No podrá el imperio continuar el expolio mientras los hijos de Bolívar acompañados de pueblo, llevemos en nuestras mentes los ideales de Patria Grande y socialismo, en las manos la espada justiciara y en todo nuestro ser la más  profunda resolución de vencer cueste lo que cueste.

¡Fuera tropas yanquis de Nuestra América!

¡Viva la Juventud Comunista de la Patria Bolivariana!

Camarada Manuel Marulanda, juramos Vencer y Venceremos.

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP

Montañas de Colombia, Agosto de 2009

0 comentarios:

Publicar un comentario