Video

jueves, 15 de noviembre de 2012

Comandante Alfonso Cano: Decoro y Dignidad Bolivariana


 

El Movimiento Juvenil Bolivariano se pronuncia desde las barriadas populares del Caribe colombiano a un año de la muerte del Comandante Alfonso Cano: "De estrato medio-alto, renunció a todo por correr la misma suerte de este pueblo comunero que sin duda lo sabrá honrar en el combate guerrillero y en el tropel callejero, en la trinchera de ideas que alienta nuestra lucha y en la primera línea de fuego, despreciando el triunfalismo enfermo de una oligarquía incapaz y genuflexa, vasalla del imperialismo feroz que degrada al género humano." 

     

“De pie o muertos, pero jamás de rodillas, porque el Dios de la gloria odia a los cobardes.”
CHE.

“Si las opciones son la muerte y la cárcel, nos tendrán que matar a todos, porque nunca nos verán rendidos”.
Jesús Santrich.
Estado Mayor Central. FARC-EP.

A un año de su desaparición física, el Comandante ALFONSO CANO sigue iluminando nuestra senda y enseñando con su disertación clara el deber de todo combatiente bolivariano de lucha a muerte contra la tiranía, dignificando con su legado humanista las filas insurgentes que ante el altar de su memoria inmortal hemos jurado dar continuidad a sus postulados político-militares y a su entrega absoluta a la causa altruista de la paz con justicia social.

El camarada Alfonso no fue teórico de salón ni intelectual de cafetería; no fue dirigente de escritorio con siestas tranquilas y conciencia turbia, nunca priorizó un salario abultado de oficina sobre su consecuencia total y compromiso real con las mayorías desamparadas: de estrato medio-alto, renunció a todo por correr la misma suerte de este pueblo comunero que sin duda lo sabrá honrar en el combate guerrillero y en el tropel callejero, en la trinchera de ideas que alienta nuestra lucha y en la primera línea de fuego, despreciando el triunfalismo enfermo de una oligarquía incapaz y genuflexa, vasalla del imperialismo feroz que degrada al género humano.        

Esta oligarquía mentirosa, guerrerista y cobarde, pagará un alto costo por el error de asesinar al más ferviente partidario de la concertación y la salida política del conflicto. Los intereses de una clase gobernante cegada por la ambición y envalentonada por el respaldo yankee, no se impondrán por siempre; en la mesa de diálogo o a través de la táctica invencible de la guerra de guerrillas, siempre con la justa protesta social, el pueblo sabrá exigir y obtener lo que le corresponde: lanzado a las calles, plazas y carreteras, con su ejército libertario dispuesto al combate o al debate de las ideas, el pueblo hará realidad el sueño del comandante Cano de paz con justicia social.
  
Nos enorgullece la forma como decidió morir nuestro Comandante en Jefe: murió como un verdadero combatiente revolucionario, al frente de sus tropas, peleando con coraje y arrojo por la Nueva Colombia, la Patria Grande y el Socialismo; murió como un militante fariano, con la frente en alto y la dignidad incólume, trazando un muy alto paradigma que no dudaremos en acometer, sin moderación ni desfallecimiento.

Ese infausto suceso acaecido aquel 4 de noviembre, es conmemorado hoy día con el accionar de nuestra organización que alcanza un punto elevado a través del cumplimiento de planes con múltiples operaciones de guerra a lo largo y ancho de la geografía nacional, y con el avance del trabajo organizativo como expresión de nuestras estructuras de PC3 y M.B. El carácter colectivo y colegiado de nuestras máximas instancias de dirección garantiza la continuidad de estos planes, enmarcados en una estrategia clara hacia la toma del poder para el pueblo pobre y excluido, sin que vicisitudes, por dolorosas que estas sean, logren alterar el curso de la historia de honor y gloria que desde Marquetalia empezara a escribir el inmortal comandante Manuel Marulanda y que hoy siguen construyendo sus herederos con derroche de decoro bolivariano.

Comandante ALFONSO CANO, vivirás eternamente en los corazones rebeldes de hombres y mujeres, en campos y ciudades, que empuñan tus banderas y elevan tus estandartes hasta el Olimpo sagrado de los revolucionarios que vivirán por siempre, junto al Che, Camilo, Manuel, Jorge, Raúl, Iván, y todos los caídos, ejemplos de dignidad de la Patria de Bolívar.


¡HONOR Y GLORIA AL COMANDANTE ALFONSO CANO!
¡HEMOS JURADO VENCER Y VENCEREMOS!


MOVIMIENTO JUVENIL BOLIVARIANO.
GRUPO EJECUTIVO DE RADIO MANUELITA SAENZ.

Barriadas populares del Caribe Colombiano, Noviembre de 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario