Video

jueves, 20 de diciembre de 2012

Comunicado, El Foro fue un éxito rotundo

La Habana, Diciembre 20 de 2012.
Sede de los diálogos por la paz con justicia social para Colombia.
Ver video 
"Lafaurie me pidió que apoyara la elección del entonces candidato a Fiscal General, Mario Iguarán". Estas son las palabras de denuncia del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, prisionero en una cárcel de Virginia, Estados Unidos, contra José Félix Lafaurie, presidente de la Federación de Ganaderos, FEDEGAN, el mismo aliado de los paramilitares que no se cansó de disparar contra el Foro sobre política de desarrollo agrario integral/ enfoque territorial, que como apoyo al proceso de paz, acaba de terminar en Bogotá. 
El Foro fue un éxito rotundo. La criminalidad desde lo legal, representada en el personaje, no pudo ahogar las voces contra el despojo, el desplazamiento forzoso, la pretensión de distribuir baldíos para no tocar el "sacrosanto latifundio" de la injusticia y para que la explotación minero-energética de las trasnacionales, se garantice sin sobresaltos. La paz con justicia social fue el grito de los reunidos en el Centro de Convenciones en Bogotá. Las FARC-EP valoran como un paso hacia adelante en la búsqueda del entendimiento, la participación de los gremios que creen en la viabilidad de la solución política del conflicto. 

Saludamos desde la Habana la pluralidad y representatividad del evento, y nos declaramos a la expectativa frente a sus conclusiones, que serán insumos fundamentales para la construcción colectiva de la paz. El gobierno tiene que escuchar la voz del pueblo. Nadie mejor que el constituyente primario para trazar la ruta de la convivencia y sentar las bases del nuevo país, anhelado por todos. 

Cumplimos hoy un mes de cese unilateral de acciones ofensivas contra la fuerza pública y la infraestructura económica, determinación de la insurgencia, que se siente en todo el territorio nacional. Las FARC han silenciado sus fusiles, y han logrado rodear de sosiego las conversaciones de paz. Ofrecemos de todo corazón a los colombianos, esta navidad en paz. 

En contraste con nuestra actitud de humanidad, el presidente Santos anuncia que arreciará la guerra en todo el territorio nacional; una insensatez carente de sintonía con el clamor mayoritario de la nación. Todo el mundo sabe en Colombia, que a las FARC no se le doblega en la mesa con presiones militares. 

Lo ideal sería pactar más adelante un cese bilateral de fuegos y de acciones ofensivas como aporte de las partes beligerantes al esfuerzo por encontrar una solución incruenta al largo conflicto que desangra a la patria. Pero si el gobierno sigue empecinado en la guerra, debiera al menos, amainar sus efectos en la población con la firma de un tratado de regularización que normatice, sobre la base de las especificidades del conflicto colombiano, la conducta de los contendientes, buscando siempre, preservar la vida de la gente y el respeto de sus derechos, así como el tratamiento que se debe dispensar a los combatientes caídos en combate, a los prisioneros y a la población en zonas de operativos militares. El Derecho Internacional Humanitario que tanto dicen defender, contempla esta posibilidad. 

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

0 comentarios:

Publicar un comentario