Video

lunes, 15 de julio de 2013

Saludo al "Primer constituyente regional agraria por la paz con justicia social en el Huila"

La paz con justicia social, dignidad y soberanía solo es posible en democracia en todo el significado de la palabra, sin restricciones, significa participación popular, dinámica y certeza en los planteamientos, eso es lo que ustedes realizan, ese es el sendero a transitar.



La Delegación de Paz de las FARC-EP saluda efusivamente la realización y las propuestas que emanen de la "Constituyente Regional Agraria por la Paz con Justicia Social en el Huila". Son los habitantes de las regiones, hombres y mujeres enfrentados diariamente con los problemas quienes mejores ideas de solución pueden aportar. Ahí radica la importancia de este evento. Lo entendemos más allá de lo local, su influjo se extiende a la nación.
 
El objetivo de La Mesa de Conversaciones en La Habana es la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, para lo cual hemos insistido en la necesidad de contar con la participación y el aporte del pueblo y sus organizaciones.
 
El pasado 21 de junio se presentó el primer informe a la nación, contiene varios puntos entre esos el acuerdo logrado sobre políticas de desarrollo agrario integral denominado  "Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma Rural Integral". Del cual queremos compartir los siguientes apartes:

"El acuerdo reconoce que las Zonas de Reserva Campesina son una figura que tiene el Estado para promover  la economía campesina, y contribuir al cierre de la frontera agrícola y la producción de alimentos. Por tal razón, se estableció que el Gobierno Nacional hará efectivo el apoyo a los planes de desarrollo de las zonas constituidas y de las que se constituyan, en respuesta a las iniciativas de las comunidades y de las organizaciones agrarias que éstas consideren representativas, siguiendo lo dispuesto en las normas vigentes, y promoverá la participación activa de las comunidades en la ejecución de estos planes."
 
Es claro. Las Zonas de Reserva Campesina, no son un a conclusión de La Mesa de Conversaciones, existen  por la ley 60 de 1994, sin embargo si han sido objeto de debate en los diálogos y las consideramos fundamentales en lo referente a la vida y productividad rural.
 
Los aspectos sociales están contenidos en el Acuerdo, se trata de encontrar soluciones reales a las causas del conflicto  "En salud, se acordó un nuevo modelo especial que atienda, con un enfoque diferencial, zonas rurales dispersas con pertinencia y énfasis en prevención, que acerque el servicio a los hogares o lugares de trabajo de la población rural. Esto sin perjuicio de las inversiones necesarias para mejorar la infraestructura y dotación, incluyendo personal calificado, para mejorar la calidad y cobertura de la atención.
 
En educación, el plan tiene como propósito brindar atención integral a la primera infancia, garantizar la cobertura, calidad y pertinencia de la educación y erradicar el analfabetismo en las áreas rurales. De igual forma, buscará promover la permanencia productiva de los jóvenes en el campo y asegurar que los niños y jóvenes estudien en condiciones dignas. Se hará especial énfasis en promover una educación técnica, tecnológica y superior pertinente y articulada a las necesidades del sector productivo, adoptando medidas para garantizar el acceso de más jóvenes del campo. Como complemento de lo anterior se acordó fortalecer y promover la investigación, la innovación  y el desarrollo científico y tecnológico, para el sector agropecuario en áreas como agroecología, biotecnología,  suelos, etc.
 
El plan de vivienda, agua y saneamiento básico mejorará las condiciones de salud y de habitabilidad en el campo mediante la disminución del déficit de vivienda rural y la provisión de soluciones tecnológicas apropiadas para las necesidades y el contexto rural, en materia de acceso a agua potable y eliminación de residuos, con el fin de garantizar condiciones de vida digna de los habitantes rurales. La pertinencia y sostenibilidad de estas soluciones estará garantizada por una activa participación de las comunidades en el diseño de los proyectos así como en su administración y operación"
 
Particular interés y énfasis marcamos en nuestras propuestas sobre la participación de la mujer y los jóvenes como factores preponderantes en la construcción de un futuro con dignidad para todos y todas.
 
Estos y otros aspectos acordados están enmarcados dentro del principio que rige el dialogo: "nada está acordado hasta que todo este acordado". Por tanto, hasta el momento son solo acuerdos teóricos, no son  realidad. Pero los problemas acosan y la única solución posible proviene de la movilización popular que presione no solo la construcción de acuerdos hacia los caminos de la paz con justicia social, sino medidas efectivas partiendo de las propuestas de la gente del común, como las que seguramente saldrán de este evento.
 
Ahora estamos en la discusión sobre Participación Política, entendida por nosotros como abrir las posibilidades a la participación de toda la ciudadanía  y no únicamente, como pretenden algunos, la mecánica sobre participación de guerrilleros y guerrilleras.
 
Nuestras propuestas "Participación política para la democratización real con justicia social y reconciliación nacional" están encaminadas al debate sobre la democracia como base de la actividad política, a la erradicación de todos los vicios que padece el sistema político nacional, desde lo electoral hasta la justicia pasando por los órganos de control y la forma de elegirlos, el papel de las autoridades y la necesidad de nuevos entes de participación y control para garantizar el derecho de participación de toda la ciudadanía.
 
Consideramos todas las propuestas importantes, sin embargo hay énfasis especial en la participación de los sectores tradicionalmente excluidos como el campesinado, las comunidades indígenas y afrodescendientes, las mujeres, los jóvenes y la comunidad LGTBI. También la democratización de la información y de los medios masivos de comunicación y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente como máxima expresión de la participación política de la sociedad, la expresión de la voluntad del pueblo soberano.
 
Compartiendo su ánimo y voluntad por construir un futuro próspero, digno, en paz con justicia social y soberano, nos unimos con razón y corazón a sus propósitos, sabedores que la unidad hace invencible la resistencia popular.


Un abrazo de compatriotas,


Delegación de Paz de las FARC-EP


La Habana, Cuba, julio 11 de 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario