Video

martes, 29 de julio de 2014

¡COMANDANTE MANUEL MARULANDA VÉLEZ, la Victoria Será Nuestra!


"Cuando la lucha es a muerte; El fiel resiste;
El indeciso renuncia; El cobarde traiciona…
El burgués se desespera; Y el héroe combate.
JuliusFucik
_______________________________________________________________________________

Por: Manuel Antonio Lugo 
Militante Partido Comunista Clandestino Colombiano


Hace más de cinco siglos que el poder atroz, corrupto y ambicioso del extranjero se ensaño a "sangre y fuego" en contra de las gentes de nuestra América. Desde entonces selvas y montañas han parido mujeres y hombres dispuestas y dispuestos a entregar sus vidas y sus más valientes esfuerzos por la defensa de los suyos y sus territorios; por vida y libertad; por pan y dignidad; por nuestras madres y por nuestra tierra.

Millones de personas ejemplares, las más queridas y admiradas de sus poblados han caído preseas del terrorismo imperial. Su gran delito fue soñar y luchar por construir un mundo mejor; donde emane el amor verdadero, la solidaridad, la igualdad, la justicia social… estas breves palabras están dedicadas a todas y todos esos luchadores que sin conocimiento o con él, sembraron la semilla de la patria grande y socialista; tomaron las riendas de su historia, de nuestra historia, y con su ejemplo nos enseñaron que las ideas de justicia popular son resistentes a las espadas y las enfermedades de occidente; son aprueba de machete y guillotina; son invulnerables a las motosierras y el odio; son inmunes a las bombas y la metralla; nuestros ideales comunistas no se pueden torturar, cercenar, encadenar o encerrar… La razón y la causa del pueblo sobrepasan al tirano y siempre termina por imponerse, a pesar del imperio y sus lacayos.

La brutal represión del Estado y la oligarquía colombiana, manejada por los intereses de las transnacionales y de los gobiernos despóticos como el de Estados Unidos se han empeñado en propinar fuertes golpes políticos y militares a las diversas estructuras orgánicas de la revolución. Bajo tal dinámica se han perpetrado terroríficos vejámenes contra el movimiento armado popular y los procesos sociales que actúan por vía legal y pacifica; masacres y ejecuciones extrajudiciales, guerra química y bacteriológica, uso desmedido de la fuerza, son algunos de los crímenes de lesa humanidad con que ha respondido el gobierno colombiano a los justos reclamos de su pueblo. Sin embargo avanzamos y seguiremos prendiendo la chispa de la insurrección; aprendemos de nuestras dificultades y cada día nos hacemos más fuertes. No lograran eliminar el germen de la subversión ya que es parte integrante de las masas oprimidas.  

Paradójicamente para el establecimiento, nos hemos fortalecido a partir de las feroces arremetidas de las fuerzas armadas burguesas y sus sanguinarios paramilitares; desde el heroico movimiento Marquetaliano liderado por el ejemplar guerrillero Manuel Marulanda Vélez, comandante máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- ejercito del pueblo, quien salió airoso y jamás fuese derrotado por el enemigo, incluso en los más severos operativos mostró su temple y audacia; hasta los combatientes urbanos, a quienes la dura experiencia mostró la necesidad de la clandestinidad como base fundamental de su accionar político-militar para hacer frente efectivo en las grandes capitales del país, como el caso del glorioso Frente Urbano Antonio Nariño.

Hoy como hace 50 años la propaganda mediática del enemigo de clase del pueblo trabajador manipula conciencias, lava cerebros, maquilla y transforma los acontecimientos; con el fin último de incentivar el odio en contra de los firmes principios revolucionarios de nuestro movimiento.

La falacia y la mentira son abanderadas por RCN, Caracol, El Tiempo y El Espectador. Todos estos representan y manifiestan abiertamente los intereses de las transnacionales, los terratenientes, la narco-burguesía, los políticos corruptos, los empresarios sin escrúpulos, el imperialismo Yanqui y su abierta intervención económica y guerrerista en Colombia; no debemos olvidar que estos grandes "medios monopólicos de desinformación" pertenecen a los grupos económicos que explotan al pueblo trabajador a costos de sangre, sudor y lágrimas; no olvidemos tampoco que sus intereses se centran en la extracción de los bienes naturales que posee nuestra madre tierra, a saber, los recursos hídricos y minero-energéticos.

Sin embargo, y así como reza el sabio refrán popular "todo mal tiene su cura", existe la cura para la mentira y los voceros que la promueven. Y en esta medida alentamos y apoyamos los medios de comunicación alternativos, verdaderos portavoces de la verdad y los intereses populares; aplaudimos su incansable lucha por transmitir y dar a conocer la realidad concreta del país y el mundo entero; sus esfuerzos son extremadamente necesarios para quitar las vendas que cubren los ojos de millones de colombianos y hermanos todos los pueblos del mundo.

Siguiendo este proceso de ideas, hacemos un ferviente y caluroso llamado al combate político, económico, militar y cultural; invitamos a todas y todos los indecisos, escépticos y "neutrales" a unirse a la lucha popular por la Nueva Colombia, ya que estamos seguros que solo los caminos de unidad son caminos de victoria para el pueblo trabajador oprimido por décadas de injusticia.

Por ultimo pero no menos importante, conmemoramos que este año hace 50 años surgen en nuestro país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Enviamos nuestro extenso y fraternal saludo revolucionario a todos y todas las personas de buenos sentimientos hacia el prójimo, indígenas, campesinos, afrocolombianos, obreros, estudiantes, maestros, población LGBTI, técnicos y profesionales de todas las áreas, académicos, desempleados, trabajadores informales, emprendedores, militares patriotas, combatientes y partidarios de la revolución. Y los invitamos a unir esfuerzos para que todos construyamos y forjemos la Patria Grande y socialista, por la Nueva Colombia en paz, con justicia social y Democracia verdadera.

¡Hemos Jurado Vencer y Venceremos!

Desde las barriadas de la capital Colombiana





0 comentarios:

Publicar un comentario