Video

jueves, 24 de julio de 2014

Rusia, China y la caída del vuelo de Malasia Airline

Por Beatriz Gutiérrez

Guerrillera del Bloque del Magdalena Medio

Bueno, habrá que esperar qué jugada sucia hará el Imperio para contrapesar la entrada de Rusia y China, además de los otros BRICS, con todo su arsenal económico y político en la Latinoamérica y el Caribe de hoy. Según la avarienta y malvada concepción manejada desde su nacimiento por los Estados Unidos, esta región del mundo les pertenece exclusivamente a ellos y sólo puede ser objeto de negociaciones con ellos para su propio beneficio. Ahora se le metieron otros, que no son cualquieras. El desbalance a su poder se notará en pocos meses. Ya no podrán arrodillar económica ni políticamente a estos países, a menos que ellos mismos quieran, como sucede con la oligarquía entreguista de Colombia.

Hay quienes piensan que esa llegada frontal por estas tierras, obedece a una especie de aplicación de su propia medicina por parte de esas potencias a los imperialistas americanos, que no cesan de hostilizarlas en el lejano oriente y Europa Oriental. Los gringos pujan por hacerse sentir en el Pacífico y el sudeste de Asia y promueven la segregación definitiva de Taiwan, con un claro sesgo militarista y agresivo contra China. También se involucran en el Cáucaso, para mortificar los proyectos energéticos de Rusia, y están detrás de lo que se sucede en Ucrania. Chinos y rusos responden con suavidad, pacífica pero contundentemente. Ya le dañaron al imperio la fiesta que tenía preparada el año pasado contra Siria, y eso no lo olvidarán fácilmente. Comienza a realizarse el mundo pluripolar con que soñaba Chávez.

Por eso alarma la sospecha sobre la verdadera naturaleza de la caída del avión de Malasia Airlines, que podría constituirse, además de un crimen de lesa humanidad, en un fallido atentado contra el Presidente ruso Vladimir Putin en su paso aéreo por Donesk. ¿Es un despropósito pensarlo?



0 comentarios:

Publicar un comentario