Video

lunes, 29 de septiembre de 2014

Negativa mancha indeleble

Por Marco León Calarcá
Integrante de la delegación de Paz de las FARC-EP

A Miguel Ángel Beltrán, sociólogo y catedrático de la Universidad Nacional la justicia penal lo exoneró de cargos por la peregrina acusación de pertenecer a las FARC-EP, inventada a partir de la manipulada información del mágico computador de nuestro Comandante Raúl Reyes.

Sin embargo, la Procuraduría lo condenó a 13 años de inhabilidad para ocupar cargos públicos, en otros términos no puede trabajar para el Estado en ese tiempo.

Los cargos contra el profesor Beltrán fueron desechados por la justicia penal, sin embargo esa realidad no detiene la saña de Don Procurador y para colmo la actitud del rector de la Universidad Nacional la cohonesta.

No abundemos sobre el antidemocrático y arbitrario, del Procurador Alejandro Ordoñez, que dirige todo el poder acumulado con malicia contra quienes mantienen con dignidad y valentía, posiciones contrarias y críticas al poder establecido.

Extraña sí, la actitud del rector de la Universidad Nacional de Colombia, Ignacio Mantilla, quien adopta mansamente el fallo de segunda instancia de la Procuraduría y retiró de su cargo  como profesor asociado de tiempo completo de esa institución a Miguel Ángel Beltrán una de las víctimas de Ordoñez.

Ignacio Mantilla se resistió a utilizar mecanismos legales y legítimos, entre ellos entablar una excepción de inconstitucionalidad para desconocer el aberrante fallo que además atenta contra la libertad de cátedra, la autonomía universitaria y la libre expresión.

Una negativa mancha indeleble en la historia de la Universidad Nacional que afecta a toda la nación y plantea un interrogante, con actitudes incomprensibles y antidemocráticas como las del rector Ignacio Mantilla: ¿Podrá el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz seguir aportando sus luces al proceso de construcción de la Paz en La Habana?

0 comentarios:

Publicar un comentario