Video

miércoles, 1 de octubre de 2014

Mayor avance, mayores ataques

        Voz insurgente

Editorial
Septiembre 30 de 2014

Cada vez que en La Habana se muestran avances, se desatan campañas de ataques, en una situación directamente proporcional, mayor avance, mayores ataques, lo cual hace necesaria la expresión del respaldo de las mayorías de todas las formas y maneras posibles. No dejemos que los titulares de prensa remplacen la realidad.

Más allá de si estamos o no en la recta final del proceso de paz y es claro que el tema se utiliza como marketing de la presidencia del país, es necesario tener presente el avance logrado, hay tres acuerdos parciales firmados, con salvedades y pendientes, lo cual no les resta el valor que tienen, se dieron a conocer en su integridad en días pasados.

"Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma Rural Integral", "Participación Política: Apertura democrática para construir la paz" y "Solución al problema de las drogas ilícitas", son acuerdos esenciales, de gran importancia y de aplicación práctica, todos sus puntos se encaminan a la superación de las causas de la confrontación. Seguro llegará el momento de perfeccionarlos cuando se discutan y construyan más consensos en los puntos pendientes o salvedades, por demás perfectamente señalados.

Sin embargo el camino que falta por recorrer es duro y el proceso tiene enemigos poderosos, no tantos como pareciera, pero si con músculo financiero y político, aquella oligarquía que no se conforma con soltar lo que han esquilmado por siglos y los nuevos ricos producto del narcotráfico, la corrupción y el paramilitarismo, agrupados bajo el ala ensangrentada del uribismo, además todos los que se lucran de la guerra, en connivencia con los halcones de la guerra imperial.

Los antipaz se expresan ahora con la pretensión de crear un clima tenso en perspectivas al terror, con la lluvia de listas de amenazas circuladas por supuestos grupos paramilitares pero con fuerte tufo a organismos de inteligencia oficial.

A pesar de esto, en La Habana se avanza, quienes han sido objeto de amenazas cuentan con toda nuestra solidaridad.

Afrontamos ahora el sensible tema de víctimas, sus derechos humanos y la verdad, y el objetivo de resarcirlas están en el centro de la construcción de acuerdos sobre el llamado punto quinto.

La Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, CHCV, es paso importante en el necesario esclarecimiento de la verdad, igual se abre paso la propuesta de la indispensable Comisión de la Verdad.

Ahora, el dos de octubre se cumple la tercer  a visita de víctimas del conflicto a la Mesa de Conversaciones, rica experiencia que derrotó las negativas expectativas generadas por la gran prensa, quienes esperaban enfrentamientos y dimes y diretes. El ambiente de las sesiones de trabajo es positivo y productivo, las dos visitas anteriores coincidieron en dos conclusiones centrales cese al fuego bilateral y compromiso de continuar en La Mesa hasta construir todos los acuerdos.

En paralelo y como parte de ese todo que es la construcción de la paz fueron instaladas las subcomisiones de género y técnica y alistan todo lo necesario para entrar en pleno funcionamiento.

El futuro de paz con justicia social, dignidad y soberanía es posible y necesario, depende de nosotros, hombres y mujeres hombro a hombro concretaremos la fuerza de las mayorías en este noble empeño.

La práctica sigue derrotando el unilateralismo y la visión de sometimiento, además impone el convencimiento de un diálogo entre partes iguales y la aceptación del Acuerdo General de La Habana como referencia única de todas las propuestas y discusiones.

0 comentarios:

Publicar un comentario