Video

martes, 4 de noviembre de 2014

Hoy hace ya tres años que nuestro Comandante Alfonso Cano caía asesinado en las montañas del Cauca, en una acción cobarde del Ejército Nacional, bajo directa orientación del Presidente Juan Manuel Santos. Son ya tres los años en que los combatientes de las FARC-EP extrañamos su paso firme, su iluminador pensamiento reflexivo y su voz de mando. Pero son también tres años de reafirmación de nuestro compromiso con los ideales bolivarianos por los que el comandante Alfonso luchó hasta el final.

Se equivocaron profundamente quienes ordenaron su ejecución estando ya fuera de combate, al imaginar que con el asesinato de nuestro comandante sobrevendría un periodo de desmoralización de las filas guerrilleras. Olvidan que la perfidia de su crimen es una razón adicional para continuar la lucha y hasta entregar la vida en el combate por las transformaciones que Colombia necesita.

Alfonso Cano nos legó un compromiso vital a toda prueba con la revolución. Fue capaz de sacrificar su juventud y toda una vida de comodidades y realizaciones personales para entregarse en cuerpo y alma a la tarea que nos legaron Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas: la edificación de unas FARC-EP a la altura de las más altas aspiraciones del pueblo colombiano.

Alfonso supo cumplir esta tarea con creces. En su formación como guerrillero, en su vida de campamentos, en su labor y su conducción como mando militar y dirigente político, fue siempre un cuadro destacado, de los mejores y de más altas calidades intelectuales, éticas y políticas. Dejó además en las FARC una impronta indeleble de firmeza, de consecuencia y de entrega revolucionaria.

Hoy lo recordamos con la nostalgia propia de camaradas, pero sintiendo su ejemplo palpitante en nuestras conciencias y en nuestros corazones insurgentes, trabajando día a día por estar a la altura de su compromiso y su imbatible dimensión de revolucionario autentico.

Al conmemorar el tercer aniversario del asesinato de nuestro comandante hacemos un llamamiento a todo el pueblo colombiano a perseverar en la batalla por materializar los ideales por los que entregó su vida: la lucha por alcanzar cambios revolucionarios en la sociedad colombiana, construyendo entre todos, la alternativa política que conduzca al establecimiento de la justicia, de la verdadera democracia, la libertad y la soberanía en nuestra patria.

Y a los guerrilleros, a que mantengamos en alto sus banderas, honremos su memoria, fortalezcamos nuestra cohesión y apresuremos el paso en la marcha victoriosa por alcanzar la Nueva Colombia.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR DE LAS FARC-EP
Montañas de Colombia, Noviembre 4 de 2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario