Video

lunes, 26 de enero de 2015

TORTURAS DEL 2014 EN LA PRISIÓN DE PALOGORDOGIRÓN−SANTANDER

A diario en el país suceden muchas conductas de repudio y de rechazo nacional; personas heridas con ácidos, violencia a mujeres y niños, tragedias por conductores ebrios, personas agredidas por taxistas, policías, etc., y para contrarrestar tales conductas se despliegan interesantes campañas en los medios noticiosos visibilizando la problemática y conmoviendo la conciencia critica de la gente a través de un  escarnio público del victimario de alguna manera valedera para que todos reprochemos sus conductas y pensemos que las soluciones son castigos más severos y cadenas perpetuas.

Sin embargo las torturas físicas que a diario practica la guardia del INPEC en contra de los presos en las prisiones colombianas ni siquiera se difunde en medios impresos y mucho menos se visibilizan en medios radiales y televisivos. Esas torturas son generalmente más repudiables que la mayoría de las conductas que se cometen en la calle, puesto que sus torturadores son Funcionarios del Estado aparentemente profesionales.

Eso es lo que mucha gente no sabe, que los encargados de velar y proteger a los delincuentes son de lejos muchos de ellos más delincuentes que los mismos presos, porque teniendo todos los instrumentos jurídicos legales y los medios de coerción para someter al recluso respetando su integridad física cuando éste se rebele, echan mano de procedimientos de vieja data ilegales tipificados como TORTURA, quedando evidentemente demostrado que de profesionales no tienen ni pizca y que lo que son es guardianes enfermos, vampiros y sádicos.

No van a dejar de torturarnos por la difusión de este escrito, pero por lo menos demostramos fácticamente los ultrajes, arbitrariedades y torturas a que nos somete la guardia del INPEC en la Prisión de Palogordo en Girón−Santander.

Por supuesto una de nuestras desventajas para que esto sea incontrovertible es no poder contar con cámaras fotográficas o de video para filmar las macabras golpizas y torturas que se presentan en el penal, como si lo puede hacer hoy día la gente en la calle para por lo menos llamar la atención general mediante su difusión en un espacio noticioso.

La prisión de Palogordo es de Máxima Seguridad y cuenta en la mayoría de sus áreas comunes con cámaras de video o "cámaras de seguridad" para tener el control visual de los presos y en caso de darse algún desorden poder recuperar las evidencias o pruebas y poner a los desordenados al recaudo de la justicia. Pero en las demás áreas que no son comunes como corredores, cubículos, exclusas y rincones no tienen cámaras de seguridad, convirtiendo a estos lugares en los sitios perfectos para torturar a los presos. Mencionaremos tan sólo cuatro casos de tortura física de manera resumidas sucedidos últimamente en los que a pesar de haber hecho oportunamente las denuncias penales a la fecha de hoy no tenemos ningún indicio que nos de esperanzas de que estas investigaciones llegarán a feliz término, antes por el contrario las torturas a los presos en la Prisión de Palogordo−Girón continúan sucediéndose sin ningún pudor.

Transcribimos apartes de las denuncias.

1. El día sábado 30 de Noviembre de 2013 en las horas de la tarde en el momento de la encerrada y justo después de hacer una llamada telefónica, cuando se dirigía Jhon Jairo Chacón Jaimes a hacer la fila para la contada, fue abordado por los guardianes Prada, Ballesteros y dos NN. Los cuales le dijeron que se quitara el collar y que se lo entregará por ser un objeto prohibido. Jhon Jairo explico que el collar era una artesanía elaborada por él para regalárselo a su hija quien lo visitaría al día siguiente. Jhón Jairo fue sacado al exterior del patio donde hacia presencia en ese momento el cabo Malangón. Allí los guardianes pretendieron quitarle el collar por la fuerza a Jhón Jairo quien se opuso. Fue así como Prada y Vásquez se le abalanzaron y procedieron a darle patadas, bolillazos y puñetazos hasta que le reventaron y lo despojaron del collar.

Jhón Jairo le rogo al cabo Malagón para que no lo golpearan pero este no hizo nada para evitar su golpiza. Transcurrieron 20 minutos aproximadamente, ahí si el cabo Malagón y el Dragoneante Navarrete lo llevaron a sanidad. Allá fue observado por la Doctora Amalia Pedraza Duarte la cual observo las evidencias de la golpiza, le aplicaron una inyección para el dolor y dos pastillas de ibuprofeno. Luego fue trasladado al patio a las 7: PM aproximadamente y encerrado en su celda.

En este caso logramos por intervención de procuraduría que Jhon fuera valorado por medicina legal quien le dio entre otras cosas, días de incapacidad etc.

2. El día 14 de Febrero de 2014 se radicó en la Procuraduría Regional de Santander denuncia penal y administrativa contra funcionarios del INPEC, Teniente Claro y el Sargento Mantilla por ser los responsables de ordenar a guardias bajo su mando torturar física y sicológicamente a internos de la comunidad número cuatro.

"El día 4 de febrero de 2014 a eso de las 7 de la mañana algunos internos protagonizaron una gresca en el patio 4. El personal de guardia reacciono utilizando gases lacrimógenos y realizando un operativo de requisa. De dicha gresca resultaron heridos (4) cuatro internos, los cuales fueron registrados y atendidos en el área de sanidad. A las 8: AM cuando los internos de otros patios nos dirigíamos al colegio observamos que la guardia estaba ultrajando e insultando a un grupo de unos diez internos en el pasillo o sea, fuera del  patio. El funcionario encargado del procedimiento era el Teniente Claro y él mismo estaba dándoles bolillazos y patadas a los presos que estaban en el pasillo. Luego el Teniente Claro y el Sargento Mantilla ordenaron rasurar a (40) cuarenta internos aproximadamente y para ello trajo peluqueros internos de otros patios.

La calvada que se le practico a los internos fue como castigo al parecer por la gresca que se protagonizó en el patio. Sin embargo creemos que ese tipo de castigo −rapada de cabello− es violatorio a la dignidad humana e ilegal por muchas razones legales, pero si sumado a ello se le ultraja verbal y físicamente a los presos como en efecto lo hicieron los funcionarios del INPEC incurrieron en tortura física y psicológica y tal abuso esta claramente tipificado en las normas nacionales e internacionales.

En las horas pasadas al medio día (1pm) (1:10pm), cuando de nuevo profesores y estudiantes de los patios (3) tres y (2) dos nos dirigíamos al colegio observamos que los guardianes pabelloneros del patio (4) y del patio (5) le practicaban una requisa a dos internos. En dicho procedimiento les ordenaron a los internos desnudasen y luego hacer genuflexiones o cuclillas como en (10) diez oportunidades completamente al desnudo. Nosotros los que pasábamos en ese instante fuimos testigos de la manera humillante y degradante como tales funcionarios practicaban esa requisa en la que los internos "requisados" mostraron no sólo a las guardianes sus partes intimas sino también a nosotros."

3. Diego Armando Chinome estudiante universitario interpuso denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación contra el Dragoneante Jhon Reyes, por los delitos de tortura, abuso de autoridad, acto arbitrario, lesiones personales y maltrato físico.

"El día martes (21) de octubre (2014) yo me desplazo desde el colegio al pabellón número (7) en busca de unos documentos solicitados por  el dragoneante Rangel Jefe del Área de educativas. Salgo del colegio y me paro frente a la escusa y/o puerta de ingreso del pabellón número (6) y el dragoneante Jhon Reyes me dice: "Cual es la marcadera", yo le respondo, no mi dragoneante yo estoy acá esperando unos documentos(…), El dragoneante Jhon Reyes me contesta airadamente: "que cual es la marcadera venga acá," Yo obedezco y me desplazo hacia donde el dragoneante y al llegar donde el, éste me toma por el cuello de la camisa y me empuja hacia el cubículo de la escusa y me dice; "entre para allá para requisarlo para que no

le vean el culo"; yo le dije: no comandante si me va a requisar, requíseme acá y el dragoneante con rabia me pide que me quite la ropa, yo me quito el uniforme y me quedo en bóxer y el me dice; quítese los interiores también. Como yo conozco mis derechos y los procedimientos de requisa le dije: Vea comandante yo si me quito los bóxer pero me trae el cuadro de mando o a un policía judicial; esto molesto mucho al dragoneante Reyes el cual empezó a decirme un poco de cosas relacionadas con su carrera como guardián y saco la mano abierta y me pego una palmada fuerte sobre mi cara "parte ojo izquierdo" la cual me dejo aturdido y en ese mismo instante me pego varios puñetazos en la cara. Yo me quede quieto por respeto a la autoridad solo le dije: ¿Comandante porque hace eso? y me puse la ropa y me regrese al colegio. Los golpes me partieron los labios y la parte interna de la boca."

4. El día 20 de enero de 2015 se demando penalmente a los funcionarios del INPEC de la Penitenciaria de Girón Santander, Dragoneantes Gómez Oscar y Gómez P. Cristian respectivamente pabelloneros de turno del patio 4 y del patio 3 el día 18 de diciembre de 2014, el Cabo Vargas Mendoza, el Sargento Valbuena Romero Miller y un policía Judicial INPEC sin identificar como responsables de torturar a Fabián Roberto Tarazona interno del patio 4 del EPAMS de Girón.

El día 18 de diciembre del 2014 en las horas de la mañana observamos que sobre el corredor de acceso al patio 4, tres guardianes agredían a un interno que estaba esposado con las manos atrás. Dos de esos guardianes, Gómez Oscar, Gómez P. Cristian y otro que no pudimos identificar golpeaban de manera sádica y criminal al interno, lanzándole patadas, puñetazos y gases lacrimógenos.

Al cabo de un rato hizo presencia el Sargento Valbuena y el Cabo Vargas Mendoza. El primero en llegar a la escena fue el Sargento Valbuena quien de una arremetió contra Fabián Roberto Tarazona con múltiples patadas y puñetazos, las cuales se las asestaba en el abdomen, costillas, hombros y el pecho, en la cara le dio varios puñetazos. Cuando el Sargento dejo de agredirlo lo cogió a bolillazos el Cabo Vargas Mendoza. Luego hizo presencia un funcionario de Policía Judicial quien en un primer momento filmó al interno, pero el Sargento Valbuena le hizo señas y suponemos que le ordenó no seguir filmando pues éste se retiro y dejo de filmar. En varias oportunidades observamos al Cabo Vargas Mendoza coger al interno por los pies y levantárselos bruscamente para que el interno se golpeara las espaldas o su cabeza con el piso.

Después el interno fue llevado al área de UTE o sanidad. Pudimos saber noticias de él, solo hasta el día martes 23 de diciembre cuando otro interno de nombre Juan Carlos Ariza estuvo en el área de sanidad y logro hablar con él. Fue así como supimos su nombre y también que lo tenían incomunicado en la UTE, que lo han seguido torturando con golpizas y gases lacrimógenos, que dos noches le toco dormir sin colchoneta y que a la tercera noche le pasaron una colchoneta vieja y empapada de agua, y que los moretones que tiene en la cara, espaldas y costillas son múltiples. También le contó a Juan Carlos que él había pedido que lo llevarán a Policía Judicial para demandar a los guardianes y que lo habían llevado pero que los funcionarios de Policía Judicial lo habían golpeado y no quisieron recibirle su denuncia.

Fabián Roberto le pidió el favor a Juan Carlos que llamará a su señora madre para que le comentara su situación y para que ella interpusiera la respectiva demanda ya que él no lo podía hacer.

E n efecto nos comunicamos con su señora madre quien en medio de su incertidumbre nos dio las gracias y nos dijo que demandaría, a lo cual nos ofrecimos como testigos de tales hechos.

Con el paso del tiempo hemos podido saber que al guardián Gómez Oscar le dieron un tiempo de incapacidad por lesiones en una mano, lo cual nos parece irónico que el torturador aparezca como victima y la victima como agresor. Nosotros aseguramos que Gómez Oscar se lesionó su mano producto de la cantidad de puñetazos que le propinó a Fabián Roberto Tarazona.

Por último reiteramos nuestro llamado a la opinión pública, medios de comunicación, etc., en el sentido que sería muy importante que los presos en Colombia tuviéramos la oportunidad también de visibilizar y difundir los vejámenes y torturas que a diario los funcionarios del INPEC nos hacen. Nuestro llamado a visibilizar la tortura en esta prisión tiene asidero en razón a que no sentimos del Defensor del Pueblo ninguna solloza palabra que rechace las torturas del INPEC. Igual silencio cómplice sentimos de la Procuraduría y las demás "ías" incluidos los Jueces de ejecución de penas de Bucaramanga.

No esta de menos recordarles a los "Padres de la Patria" que si bien nosotros no representamos un caudal electoral importante, somos seres humanos todavía con derechos según la Constitución y que deberían legislar para que haya inmediatez y severidad en los procesos y juicios en los que estén inmersos guardianes del INPEC por hechos de tortura, eso sí, sin caer en juicios orales breves de apenas tres horas como el que recientemente hizo una Asamblea de Indígenas Nasa en el Cauca a milicianos rebeldes, sino respetando el debido proceso y los elementales principios y sentido de la Justicia.

Si se visibiliza la tortura en esta prisión y si se nos garantiza acceso e inmediatez a la justicia, podrían los colombianos hacer un ejercicio comparativo entre la cárcel de Guantánamo y la prisión de Palogordo en Girón Santander.

¿Cuantos nos aterraríamos al tener que reconocer que la Prisión de Girón es uno más de esos claustros en el mundo donde impera la tortura como algo cotidiano por parte del Estado?

Tal vez el rechazo fuese generalizado sin importar que lo maticen con el cuento de siempre, "manzanas podridas" del Estado, pero que se erradique para siempre la práctica de la tortura en la Prisión de Palogordo en Girón Santander, sería un karma menos para nosotros.

No en vano la eterna insolencia e insensibilidad del Estado ha sido descrita.

"La cárcel es el reflejo de un régimen político. Ella esconde las esencias más sórdidas que la sociedad no se atreve a confesar, ni siquiera a mirar, las encarcela para no verlas." escritor desconocido.

Los presos en Colombia exigimos del Estado y sus gobernantes hechos humanos y gestos de paz.

Prisioneros Políticos y de Guerra de las FARC-EP.

Prisión de Girón Santander. Enero 19 de 2015

0 comentarios:

Publicar un comentario