Video

jueves, 30 de abril de 2015

Darío Arizmendi, una voz que no sirve para la construcción de la Paz

Por: Diana Grajales
Delegación de Paz de las FARC-EP
 
 Arizmendi-Caracol-Prisa-Paz-FARC-Colombia-Diana.jpg

A raíz de los tristes hechos ocurridos en el Cauca, donde murieron 11 soldados y varios quedaron heridos en una acción defensiva de las FARC-EP, distintas voces de los medios de comunicación de Colombia se han lanzado desmedidamente contra la insurgencia y el proceso de paz.

En Colombia no es extraño que los atizadores del odio sean los que tengan los micrófonos abiertos para referirse a cualquier situación, tanto en nuestro país como en el mundo. Ellos abordan diariamente la noticia y "analizan" los hechos ocurridos generando opinión, claro, desde su visión de clase, o sea,según les convenga, tanto a sus propios bolsillos, como a las cuentas bancarias de sus jefes.

En esta oportunidad quiero referirme a Darío Arizmendi, conocido periodista antioqueño de la Cadena Radial Colombiana-Caracol Radio, que en las mañanas de lunes a viernes se encarga de alimentar el odio y la ignorancia de los colombianos que sintonizan la radio para salir "informados" a sus trabajos y diferentes actividades. Esta Cadena Radial Colombiana no es muy colombiana que digamos. Sus propietarios son españoles del grupo económico PRISA, estos han sido beneficiados por las políticas neoliberales de "libre comercio" impulsadas por los distintos gobiernos y en la actualidad tienen fuertes intereses comerciales en Colombia.

Nada más apropiado para el montaje mediático contra las FARC-EP y para presionarnos a firmar un acuerdo de sometimiento que las falsas y las desatinadas opiniones de Arizmendi que constantemente desvirtúan nuestro carácter revolucionario y nos pone como unos bandoleros sin principios ni valores, quienes solo merecemos ir a la cárcel.

En las emisiones del 15 y 16 de abril se puede escuchar a Arizmendi refiriéndose a lo sucedido en el Cauca: "Con absoluta seguridad el presidente no va a aceptar la tregua bilateral que pide las FARC, y eso puede generar que las FARC realmente digan que: «Nosotros suspendemos el anuncio que habíamos hecho de tregua unilateral indefinida y vamos a seguir en acciones terroristas y en acciones que ellos llaman revolucionarias y que llaman de caráctersubversivo»"[1]

Después se refirió a la unidad guerrillera que realizó la acción defensiva en el Cauca y aseveró descaradamente: "Esta acción puede ser que haya sido una retaliación... porque parece ser que esa unidad de la guerrillaestá comprometida con narcotráfico, con cultivos ilícitos. Puede ser que les hayan dado un golpe, que hayan incautado un cargamento, que les estaban haciendo la vida imposible y hayan actuado en conspiración con una de la bandas criminales de la zona".

Más adelante, en un intercambio que realizó con el Defensor del Pueblo,le preguntó "¿A qué conclusiones ha llegado la Defensoría Nacional del Pueblo después del ataque miserable, a mansalva, cobarde de las FARC contra esta patrulla del ejército...?"

Las cosas no son así...

De inmediato pensé: Definitivamente, Darío Arizmendi es una voz que no sirve para la construcción de la paz. Imaginé a las y los colombianos sedientos de información escuchando ese tipo de aseveraciones mentirosas, de conjeturas acomodadasque no corresponden para nada a la realidad que se vive en los campos de batalla de Colombia.

Quiero dar un solo ejemplo de los muchos que hay que contar. El 26 marzo de 2012, a las 2:30 de la madrugada, la unidad en la que andaba en ese entonces fue bombardeada. 18 aviones bombarderos arribaron al lugar donde estábamos durmiendo, lanzando más de 40 bombas inteligentes cada una de 500 libras. El ejército en su página web destacó cínicamente que se usaron más de 10 toneladas para una acción de menos de 3 minutos[2] , acción poco heroica.

En la tarde del 25 de marzo habíamos llegamos a acamparnos, estábamos muy cansados, llevábamos varios días caminando. Recuerdo que ese día no pudimos hacer las trincheras para protegernos en caso de ataque aéreo porque habíamos llegado tarde, entonces así nos acostamos a descansar de una dura jornada. Pero el silencio de la noche fue interrumpido violentamente por aviones, helicópteros y soldados; nos bombardearon, nos ametrallaron, nos cohetearon. En milésimas de segundos, más de 36 guerrilleros y guerrilleras que estaban durmiendo fueron asesinados por el operativo enemigo.

Seguramente a Darío Arizmendi le resulta sencillo hablar de guerra tildando de cobardes y terroristas a los que no hemos aceptado un régimen represivo y antidemocrático desde su cómodo estudio de Caracol Radio, con una vida llena de lujos, con tres hijos que nunca irán a la guerra.

Mientras tanto,padres y madres de soldados y guerrilleros continúan esperanzados en un acuerdo de paz, que selle para siempre la injusticia y la guerra, en una nueva Colombia donde seguramente personas como Arizmendi no serán los únicos que tengan la palabra.

 


[1]Audios 6 am Hoy por Hoy del 15 y 16 de abril [7am a 8am] http://goo.gl/3lNPsK

[2]http://www.webinfomil.com/2012/03/fuerzas-militares-dan-muerte-32.html

 

0 comentarios:

Publicar un comentario