Video

miércoles, 10 de junio de 2015

Negación de la construcción cultural, historia de una resistencia

.

Por: Núcleo Bolivariano Lucero Palmera. 

En Asia Menor, al norte de medio oriente se encuentra una región reclamada por el pueblo Kurdo, población étnica que reclama la existencia de un propio estado. 
Este pueblo tan poco conocido tiene hoy una fuerte resistencia, ante la negación identitaria a la que es sometido por los estados que se hayan en la región de Kurdistán, un estado que ha ilegalizado la existencia cultural de dicho pueblo.

Esta ilegalización ha ido negando  la lengua,  las costumbres, la vida política e intelectual, la producción artística y la producción comunicativa de prensa, entre otras, que son reflejo cultural del pueblo en Kurdistán. Cada estado presente en la región, lleva una política particular diferenciándose entre ellos los matices de ataque, control y dominación del pueblo Kurdo, esta dominación se mantiene por variados intereses como lo son: los pozos petrolíferos, recursos hídricos, recursos minerales, los bosques, la fuerte zona de producción de cereal de medio oriente, el hecho de ser una región que encuentra tres continentes y sus variadas rutas comerciales.

Desde la Primera Guerra Mundial de 19l5 a 1925 se evidencia la lucha por el reparto del Kurdistán, entre los turcos, la colonia inglesa de Irak y francesa de Siria. Estos tres (3) estados generando maniobra tras maniobra han venido logrando un control desde sus intereses, adueñándose, haciendo y deshaciendo sobre el territorio Kurdo hasta quedarse con las riquezas sin que el pueblo sea consultado.

En Kurdistán se halla una población asentada entre los 20.000.000 y 30.000.000 pobladores, pero las detenciones arbitrarias, torturas en las prisiones, maltratos, encarcelamiento por "delitos de opinión", entre otras, son hoy políticas de destrucción del pueblo con más de 3.000 pueblos devastados, 30.000 muertos y más de 300.000 desplazados. 

El día a día en esta región demuestra la constante resistencia; la historia del pueblo kurdo es una historia con tenacidad y resistencia ante el sometimiento, pero también una historia que dado a la diferencia cultural no ha permitido un avance unitario y colectivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario