Video

domingo, 26 de julio de 2015

Saludo de las FARC-EP al pueblo de Cuba en el 62 aniversario del 26 de Julio

El repentino eco de fusiles y ametralladoras que sorprendió la madrugada del 26 de julio de 1953, se encargó de informar a los pobladores de Santiago de Cuba y Bayamo, la llegada del alba de la libertad a la isla que conmemoraba el centenario de José Martí, quien a los 58 años de su muerte en Boca de Dos Ríos sería declarado autor intelectual de este nuevo Grito de Baire.

A lo largo del día la noticia se extendió a todo el país, y las semanas que siguieron, Latinoamérica, el Caribe y el mundo entero se enterarían de que una nueva generación de cubanos, liderados por el joven abogado Fidel Castro Ruz, se había alzado en armas contra la dictadura de Fulgencio Batista y el dominio del imperialismo norteamericano sobre su patria.

Un episodio que tomaba en apariencia la forma de desastre, habría de convertirse en cinco años, cinco meses y cinco días, en la aleccionadora victoria del Movimiento que invocaría tal fecha en su nombre. Gracias a él los pueblos de todas las latitudes aprenderían que incluso de los fracasos militares pueden derivarse los más grandes éxitos políticos, cuando quiera que la causa por la que se alzan es justa, saben organizarse, cuentan con una dirección responsable, adoptan el programa correcto de lucha y trabajan con total abnegación por la realización de su sueño.

Una vez más el indómito Oriente de Cuba se constituía en escenario de una guerra por la libertad y la independencia. Generosos brazos de santiagueros y granmenses dejarían abiertas las puertas de sus casas a fin de que en ellas pudieran refugiarse los sobrevivientes perseguidos. Numerosos habitantes civiles perecieron en ambas ciudades por obra de la brutalidad del régimen de Batista. Decenas de revolucionarios inspirados por los más puros ideales fueron heroicas víctimas del martirio y el crimen con los que la dictadura cobró su osadía. El decoro con el que el teniente Sarría se negó a matar las ideas terminaría por abrir las puertas a La historia me absolverá, legítima declaración de principios de la Revolución cubana, elaborada en prisión por su genial conductor.

Sesenta y dos años después de aquel 26 de julio, invicta la revolución, los cubanos conmemoran, en conjunción con los quinientos años de la fundación de Santiago, otro aniversario feliz de tan trascendental acontecimiento histórico. La celebración del 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional, constituye una demostración más del poder moral de la construcción del socialismo en Cuba, que como un luminoso faro indica el rumbo a los demás pueblos del mundo.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP nos sumamos con devota admiración hacia Cuba, su pueblo y su dirigencia revolucionaria, al júbilo nacional que hoy late en el corazón de todos los cubanos. Una revolución que invade países lejanos con médicos, maestros, constructores y toda clase de desinteresada solidaridad humanitaria, en medio de un planeta en el que la fuerza de las armas del capital destruyen, exterminan y saquean naciones en su afán de mayores ganancias, está llamada a perdurar y extenderse por toda la faz de la Tierra.

¡Viva el 26 de julio!  ¡Viva la Revolución  cubana! ¡Viva su gloriosa dirigencia!

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP
La Habana, 26 de julio de 2015.

0 comentarios:

Publicar un comentario