Video

viernes, 2 de octubre de 2015

Un encuentro con la historia

UN ENCUENTRO CON LA HISTORIA

 Nuestra querida patria ha vivido una guerra de más de doscientos años.

Por: Edison Romaña, integrante de la Delegación de PAZ de las FARC-EP
Ojalá esta sea la oportunidad para salir de la horrible noche que nos tocó padecer durante dos largos siglos.

En este largo recorrido histórico se han desarrollado 56 procesos de paz en Colombia, y no ha habido uno solo que haya salido bien librado, el motivo: la mezquindad del régimen. Ni un solo año de paz hemos vivido los colombianos en 200 años.

 No podemos repetir la historia. Entre todos tenemos que oponernos a seguir sembrando odios y venganzas, necesitamos iniciar un proceso que nos conduzca a la reconstrucción y reconciliación nacional, donde podamos anochecer y amanecer en paz con justicia social, sin el temor de ser desaparecidos, torturados, asesinados, masacrados o encarcelados por pensar distinto al sistema. Los casos del líder indígena Feliciano Valencia y el del defensor de DD. HH Esmer Montilla son dos de los muchos ejemplos recientes.

Pero están también las victimas del modelo y las políticas neoliberales, de las amenazas constantes de que las transnacionales nos arrebaten lo más sagrado para vivir que es la madre tierra y de la estigmatización de los medios de comunicación.

Se siguen presentando falsos positivos y poniéndole precio a los seres humanos como una gran presa y botín de oro. Las cárceles continúan llenas de inocentes, muchos de ellos pudriéndose de dolencias y heridas de guerra. La corrupción, enfermedad más grave de nuestra patria, se sigue expandiendo por todo el territorio sin aplicársele el medicamento adecuado. La política del paramilitarismo se sigue fermentando y se siguen bañando con químicos nuestros campesinos y mandándolos a la miseria, mientras llenan las páginas de la gran prensa de partes de victoria destruyendo supuestos laboratorios. Se siguen llamando a los muertos de la fuerza pública como héroes durante un solo día en los principales titulares y editoriales de prensa, para luego dejarlos en el olvido y desangrando el corazón de sus seres queridos.

Somos optimistas que entre todos los colombianos sin distinción alguna podemos sacar adelante este tren de la paz, con la unidad, unidad, unidad que debe ser nuestro legado.

La paz es el logro más grande del pueblo colombiano, ella nos pertenece a nosotros y no podemos ser indiferentes, no podemos quedar condenados por las nuevas generaciones por haber sido incapaces de construir esta pirámide, quisiéramos ser como los chinos que construyeron un edificio de 54 pisos en solo 19 días, ojala así se fabricara la paz colombiana tan anhelada para toda la sociedad, entre todos tenemos que aislar a los que aman la guerra.

Queremos redoblar la marcha hacia una Nueva Colombia sin exclusiones ni desigualdades, donde el ser humano pueda vivir con dignidad. Un pueblo que tenga memoria no resiste los errores del pasado.

0 comentarios:

Publicar un comentario