Video

viernes, 27 de noviembre de 2015

El analfabetismo como método de opresión de los pueblos

Por: Alexandra Nariño, integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP 

Hace unos años, el Mono Jojoy hizo parar en el aula a un negro flacuchento de nombre Hamilton.

 -        ¿Y qué me dicen de este guerrillero, que lleva 16 años en lasFARC y no ha aprendido a leer y a escribir? ¿Qué explicación nos da?

-        Camarada, pues, siempre he andado en orden público, enfrentándome con el ejército, y pues realmente nunca me ha quedado tiempo de….

-        ¡No me venga aquí a hablar carreta! No hay cosas imposibles, sino hombres incapaces. Hágame el favor y desde mañana empieza a estudiar, todos los días de cuatro a cinco de la mañana, a ver si aprende. ¿Dónde está el secretario de esa célula para que le ayude?

Hamilton se puso a estudiar, pero dudo mucho que haya aprendido, porque dos semanas después cayeron 7 toneladas de explosivos sobre el aula en la Serranía de la Macarena y el negro salió a enfrentarse con moral y valentía a la aviación enemiga. ¿Dónde estará hoy día?

---------------------------------

Hay dos veces más posibilidad de conflicto en países con desigualdades educativas, reza un nuevo informe de UNICEF, lanzado en Nueva York el 5 de noviembre. Poca educación lleva a poca productividad y bienestar, lo que a su vez lleva a descontento que puede desembocar en conflicto. Pero la falta de educación lleva además a múltiples desventajas en otras esferas de la vida, según el informe: disminuye el empoderamiento político, la cohesión social y el sentido de identidad nacional.

El informe sí reconoce que en el mundo, el acceso a la educación ha incrementado vertiginosamente en las últimas cinco décadas. Así también en Colombia; la tasa de analfabetismo ha bajado ligeramente (1), los años de escolaridad aumentaron levemente en la última década (2), la inversión en porcentaje del PIB ha incrementado un poco este último año… ¿Hay razones para el optimismo?  

PIB-educacion.jpg

Si comparamos a Colombia con Botsuana, sí. En Botsuana, la tasa de analfabetismo es del 28,9%, mientras que en Colombia es del 7,3%. La tasa de escolaridad es del 8,8 años en Botsuana; en Colombia esta cifra es de 9,4 años.

Hay quienes piensan en Colombia como un país casi-desarrollado, casi-Suiza, si no fuera por esas "nefastas acciones de la guerrilla" que impiden el progreso del país. ¿Será que la guerrilla tiene la culpa del hecho de que en Colombia hay 12,845colegios públicos y 9,530 colegios privados, con diferencias abismales entre calidad, instalaciones y manejo, haciendo que las personas que salen de un colegio privado tengan mejores posibilidades de ingresar en alguna universidad del país? ¿Será que es por el conflicto que Colombia figura en los últimos lugares cada vez que la OCDE hace su ranking mundial de países dentro del Programa para la Evaluación Internacional del Estudiante (PISA)?

Ahora bien, si comparamos la tasa de alfabetización en Colombia (94,7%) con la de Venezuela y Cuba (98,8%), se nos encrespan ligeramente los dedos de los pies. Si luego nos enteramos que en el campo colombiano la tasa de analfabetismo es del 11,5%, se nos paran los pelos de la cabeza.

Y cuando nos cuentan que Cuba destina el 13% (!) de su PIB a la educación, contra un deplorable 4.9% en Colombia, y ya entendemos el por qué y el cómo, no nos queda más que agachar la cabeza y aceptar una triste realidad: la educación no es, ni nunca ha sido, prioridad para el Estado colombiano.

Sobra decir que una gran parte de los adolescentes (semi)-analfabetas terminan ingresando a las filas de las FARC-EP. Muchos reciben sus primeras clases de alfabetización en las aulas guerrilleras, entre plomo y metralla. Hamilton era uno de ellos. Ya era tratado como enemigo interno por el Gobierno mucho tiempo antes de que ingresara a las FARC-EP; un enemigo sin derecho a salud, empleo, crédito, educación.

No darle educación a una persona es privarla de un futuro digno, más aún en un mundo de mucha complejidad en el cual ya no basta solamente con saber leer y escribir para poder moverse con facilidad. Hoy día, se habla de analfabetismo funcional: personas que saben leer y escribir, pero tienen serios problemas para comprender lo que leen. Incluso, se habla de analfabetas tecnológicos; personas que no saben manejar la tecnología moderna, entiéndase equipos de sonido, computadores, internet, lo cual dificulta sobremanera su funcionamiento en la sociedad actual.

Impedirle a las personas tener acceso al mundo de los libros y de la información es una forma de mantenerlas sumergidas en la ignorancia, para que puedan engrosar ese gran ejército de mano de obra barata no calificada sin problemas. Significa no creer en un proyecto soberano para el país, sino ponerlo al servicio de otras potencias, que son las que inventan, las que progresan, las que dirigen.

La eventual firma de un acuerdo final debe ser punto de partida hacia el acceso a una educación gratuita y de calidad para todos y todas. Es una prioridad absoluta e impostergable.


 

1. En el 2011, la tasa de analfabetismo estaba en el 6.7%. Según la UNESCO, en 2015 había bajado al 5.3%, aunque las cifras varían mucho según la institución medidora. En el campo para el2015, la tasa era del 11.5%.

2. Los años de escolaridad tienden a subir: En 1992 eran 7.2 años promedio, en el año 2002 ya eran 8.6 años, mientras que en el 2012 había subido a 9.4 años.

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_literacy_rate

http://www.dinero.com/pais/articulo/pruebas-pisa/194170

http://www.semana.com/nacion/articulo/los-mejores-colegios-de-colombia-segun-el-ministerio-de-educacion/421262-3

http://hsbnoticias.com/noticias/local/reduccion-del-analfabetismo-en-el-campo-colombiano-153182

0 comentarios:

Publicar un comentario