Video

viernes, 4 de marzo de 2016

Carlos Antonio Lozada: “Tenemos derecho a hablarle al pueblo”


Ante un gobierno temeroso de defender el proceso de paz, las FARC quieren salir a la plaza pública a hacer política

Hernán Camacho en semanariovoz.com  
@camachohernan

Un mensaje por la red social Twitter del expresidente Álvaro Uribe desató una crisis innecesaria al interior del proceso de paz. La pedagogía de la paz le sirvió de excusa al exmandatario para lanzar una arremetida mediática en favor de la guerra. Al tiempo que en el país se desataba un huracán en "un vaso de agua", en La Habana los países garantes de las conversaciones, Cuba y Noruega, hacían encuentros de todo nivel para destrabar la situación. Finalmente y luego de una semana, el gobierno nacional modificó su posición y ratificó que la pedagogía para la paz es, además de un acuerdo entre las partes, necesaria para el proceso. Al gobierno se le nota débil a la hora de defender el proceso de paz de los ataques de la derecha colombiana. Carlos Antonio Lozada, es el jefe de la subcomisión para la terminación del conflicto, habló con VOZ y explicó en qué consiste la pedagogía de paz, lo cerca que están los acuerdos de cese al fuego y la necesidad de que las FARC le hablen al pueblo directamente.

–¿En qué consiste la pedagogía para la paz?

–Hemos conversado con el gobierno nacional de la necesidad de avanzar en los acuerdos y aplicar una metodología de comunicación directa con nuestros campamentos y las áreas en las que operamos e influimos para conversar todos los temas referentes a la mesa de conversaciones con nuestros guerrilleros y con las masas que nos han apoyado. Hemos hecho varios viajes en los que presentamos los acuerdos de manera detallada y en esos desplazamientos a esas zonas es imposible no encontrarnos con pobladores que exigen también conocer de primera mano lo que sucede con el proceso de paz. Eso es la pedagogía de paz.

–¿Cuál es la naturaleza de esa pedagogía para los pobladores de esas regiones?

–La posibilidad real de terminar la guerra y que la paz no se limita solamente al silenciamiento de los fusiles sino también a las transformaciones que se deben dar en los territorios una vez firmado el acuerdo de paz estable y duradera. Hay muchas preguntas sin resolver de la población a las que se suman campañas de desinformación de los acuerdos.

Unidad guerrillera

–Usted estuvo a cargo de la pedagogía en el Bloque Jorge Briceño en inmediaciones del Yarí ¿Cuál es el balance que hace?

–Tuvimos la oportunidad de hacer una reunión muy importante, sobre todo porque las delegaciones guerrilleras asistentes nos expresaron un sólido respaldo a todo lo hecho. De parte del cuerpo de mando del bloque oriental, Jorge Briceño, recibimos el irrestricto apoyo a las decisiones que hemos tomado la delegación de paz de las FARC. Escuchamos de viva voz la opinión de los comandantes, explicamos los detalles y dimos respuestas a las inquietudes respecto de los acuerdos parciales.

–Unidad de mando.

–Quisieron desinformar con una matriz de opinión que conducía a afirmar que algún sector de las FARC-EP estaba separado de lo acordado en La Habana y con lo que nos encontramos en los ejercicios de pedagogía de paz es que hay una cohesión total de la guerrilla en torno a la paz, a los acuerdos y a las definiciones que se vienen. El cuento de que estamos divididos hace rato se desinfló.

Gobierno timorato

–¿Después del incidente de hace unos días qué sensación le queda de la manera como actuó el gobierno nacional?

–Este es un gobierno timorato que no ha salido a defender su bandera primordial y única que es el proceso de paz. Le cede espacios a la ultraderecha que busca la terminación de la mesa de conversaciones y se empecina en que la confrontación se debe tramitar por la guerra. Esa actitud defensiva del gobierno ante los opositores ha permitido que muchos sectores del país estén desinformados ante las realidades, los avances y los acuerdos del proceso de paz. Y eso conduce a que algunos sectores de la sociedad no asuman como suya la paz.

–El gobierno nacional habla de pedagogía para la paz de una manera simple y sin compromiso. ¿Será que es hora de aplicar la pedagogía de paz a todo nivel en el país?

–Nosotros creemos que las FARC y el gobierno nacional directamente sean los encargados de trasmitirle al país el contenido de los acuerdos, deben ser ya no como una pedagogía para nuestras tropas sino como un intercambio político y de ideas entre nosotros y los ciudadanos. Queremos salir a los distintos escenarios del país a explicar la visión de los acuerdos. Uno se da cuenta que en talleres, seminarios y reuniones públicas, los voceros del gobierno presentan informes sobre las conversaciones desde su visión. Pero lo justo es que seamos las dos partes en igualdad de condiciones que en distintos escenarios hagamos pedagogía de paz. La insurgencia tiene el derecho de hablarle al pueblo sobre la paz que proponemos.

–¿El gobierno teme verlos a ustedes en la plaza pública?

–Eso es evidente. Para el gobierno la paz es la muerte política de la guerrilla, pero precisamente lo que estamos haciendo en La Habana es sacar los fusiles de la política, pero las dos partes. Tanto el Estado como la insurgencia. Ligado a eso se debe ampliar la democracia. Por eso no se entiende el porqué de la molestia de ver a las FARC en la plaza pública si es que se ha dicho que esa es la esencia de lo acordado. Se trata de que las FARC salgan a mostrar su visión de país.

Acuerdos

–¿Cómo va la Subcomisión técnica para la terminación del conflicto?

–Al día de hoy estamos muy cerca de llegar a un acuerdo. Nosotros ya le entregamos a los generales la propuesta de lo que debe ser el proceso de dejación de las armas y estamos esperando la respuesta a esa propuesta. Y en lo que tiene que ver con el cese al fuego tenemos diferencias mínimas en aspectos procedimentales pero estamos a días de cerrar ese acuerdo.

–¿El cese al fuego le va a dar un respiro a los pobladores de las comunidades inmersas en esos escenarios de conflicto?

–Lo que podemos decir es que ya se está sintiendo el fin de la confrontación armada. La declaración de cese al fuego unilateral de las FARC fue respondida por el gobierno con la suspensión de los bombardeos y lo que hoy tenemos es un cese bilateral de facto. Por eso decimos desde las FARC que existe una tranquilidad en beneficio de los habitantes en esos territorios. Ahora, nosotros percibimos una posición muy favorable desde las fuerzas armadas para avanzar en el proceso de paz, eso se lo reconocemos.

–¿Nos puede adelantar algo del cese al fuego bilateral?

–Nosotros no queremos adelantarnos a los detalles de los acuerdos surgidos en la subcomisión para la terminación del conflicto. Pero decimos que siempre las FARC han buscado que los acuerdos cuenten con beneficios para las dos partes y jamás hemos estado con la predisposición de imponer decisiones.

–Se asoma el punto de implementación. ¿Ya se está discutiendo algo sobre eso?

–Aún la agenda no aborda el punto de implementación de los acuerdos, pero sin duda nuestra opinión es la que el pueblo colombiano conoce: cerrar el conflicto armado colombiano requiere del compromiso de todos los colombianos y para ellos la Asamblea Nacional Constituyente es el mecanismo idóneo que garantiza lo acordado en la mesa y abre la puerta para que los colombianos hagan suyo un nuevo orden social que permita tramitar las visiones de país sin el uso de las armas. La constituyente se tiene que dar en la medida que esté más cerca la firma del acuerdo final.

0 comentarios:

Publicar un comentario