Video

miércoles, 30 de marzo de 2016

La trampa de salvar a las mujeres combatientes para alcanzar una vida de igualdad


Por: Amelie Rush Fem - Militante PCCC

Teniendo como punto de partida lo publicado por algunos diarios, en cuanto a los datos entregados por las FFMM que de las y los 8.500 combatientes el 33% de combatientas que tienen las FARC somos mujeres, pero en honor a la verdad somos el 40% más de 3.400 mujeres libertarias. 

Lo que no cuentan es que llegamos por nuestras propia voluntad, conocedoras que esta era la única opción para escapar del régimen político que se rige con criterios de mercado y neoliberalismo.

Este fue el único espacio, es decir en las FARC EP, donde no existe la obligatoriedad de la reproducción de la especie a través del matrimonio, ni de contribuir al desarrollo de la sociedad con el pilar fundamental judeocristiana,  la familia, o de mantener el orden social en materia de sexualidad, de moralidad y conducta sumisa.

Es posible, que una vez nos incorporemos a la "sociedad de la igualdad de género", finalizado el Acuerdo de Paz en La Habana, morirá nuestro sueño de transformar esta sociedad machista, racista, misógina, homofóbica, clasista, sexista?
Queremos contarles que al interior de nuestra organización FARC EP, solo fallecen las mujeres por muertes causadas por lesiones por proyectiles de arma de fuego, ocurridas en el combate, fuera de combate o en indefensión, como son los conocidos bombardeos de las FFMM, a los dormitorios, que desproporcionadamente nos han arrojado bombas no convencionales, de fósforo que superan las 500 libras, aunado a los ametrallamientos desde las alas de los aviones, y los tiros de gracia a los cuerpos de los y las heridas.

Es decir, que la fecha no ha existido ni existe violencias contra las mujeres Farianas, como las que padecen las mujeres en la "sociedad": violencia interpersonal, violencia intrafamiliar, lesiones por ácidos o armas blancas,  accidentes, delitos sexuales, homicidios o muertes violentas, aumentada con las violencias económicas, que lleva a fallecimientos por falta de atención en salud, desnutrición, desempleo, brutalidad policial contra afros, indígenas, o, por tener una opción sexual diferente a la heterosexual, como ser lesbiana por ejemplo. Además la violencia sociopolítica contra lideresas de organizaciones sociales.

Qué paradoja escuchar que nos señalan los medios dominantes de comunicación, como grupo violento al margen de la ley y que hemos sido causantes dizque de la mayor violencia social y política en el continente, que falsedad y engaño.

Nada más ver las estadísticas que publica Medicina Legal sobre homicidios en 2014 de un total de, 497.843 corresponde a mujeres  51.933 y las edades en donde se concentra este delito, son desde los 20 a 39 años, y si revisamos la publicación de "Personas Fallecidas sin Reclamar - Bogotá"  del 7 marzo de 2016, del total de 60 personas relacionadas, 9 son mujeres y en su mayoría adultas mayores que oscilan entre los 70 y 86 años,  que triste… una abuela, una madre, una hermana.

Somos conscientes que nos enfrentaremos a un país, este sí salvaje, violento, injusto, de creencias religiosas opresivas e ideología política especulativa de obtener ganancias económicas por encima de la vida, de las mujeres y seres en condiciones desfavorecidas.

Mencionamos insistentemente que, este proceso de diálogo y negociación de Paz, es el único que ha creado una SUBCOMISION DE GENERO y que, nos hicimos visibles en las redes sociales y en la página web como Guerrilleras de las FARC-EP, y si llegado a feliz término el Acuerdo Final y las garantía plenas como organización guerrillera en rebelión, vendrá el ejercicio de la política con Nuestro Partido Político, donde conjuntamente con las mujeres afro, indígenas y de los diferentes movimientos de mujeres feministas, continuaremos buscando la transformación de esta sociedad neoliberal que genera opresiones, sociales, clasista, sexista, porque lo que si tenemos claro, es que la IGUALDAD no es para ser partícipes o cómplices del corrupto y desastroso sistema capitalista creado por el propio género masculino, para caer en la trampa de alcanzar derechos igualitarios, para que una vez obtenidos, en nada nos diferenciemos del mundo machista que queremos transformar.

0 comentarios:

Publicar un comentario