Video

sábado, 2 de abril de 2016

GARANTÍAS PARA LA OPOSICIÓN, SOLIDARIDAD CON PIEDAD CÓRDOBA

cabezote delegacion nuevo

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, abril 2 de 2016

Con honda preocupación, la Delegación de Paz de las FARC-EP, rechaza el intento de agresión contra la vocera del Movimiento Social y Político Marcha Patriótica y luchadora por la paz PIEDAD CÓRDOBA RUIZ, acontecido el día 1 de abril en la ciudad de Quibdó, que corona una amenazadora ofensiva paramilitar en todo el país. El crecimiento de las acciones paramilitares contra población civil y dirigentes políticos y sociales desarmados, ensombrecen los sustantivos avances de los procesos de diálogos con las insurgencias y contra los anhelos de paz de todos los colombianos.

En medio de la ausencia de efectivas respuestas por parte del Gobierno Nacional, el fenómeno paramilitar lejos de desmantelarse como lo requiere un acuerdo de paz, se encuentra hoy enseñoreado en todo el país, habiendo aumentado en más de un 35% sus acciones y victimizaciones con respecto al año 2015, según lo registran las organizaciones defensoras de DDHH. Asistimos a la reedición a cuenta gotas de un auténtico genocidio político, sin que el Estado colombiano logre tan siquiera señalar y capturar a sus responsables.

No estamos ante ninguna confusión. Las aterradoras cifras no lo permiten. Bajo los gobiernos del presidente Santos y luego de 3 años de procesos de paz, 1.687 defensores y defensoras de derechos humanos recibieron amenazas, al menos 346 fueron asesinados, 206 sufrieron atentados, 131 fueron detenidos arbitrariamente, y 16 fueron desaparecidos. Mientras el Gobierno pretende negar su existencia con enrevesados eufemismos, las bandas paramilitares demuestran importante control territorial en amplias zonas rurales y urbanas, dirigen a sus anchas mercados legales e ilegales y mantienen vocerías políticas.

Las acciones no dan espera. El sueño de la paz es irrealizable si persisten estas peligrosas amenazas para la vida y demás derechos fundamentales de los colombianos. Exigimos al gobierno nacional esclarecer las responsabilidades tras esta andanada paramilitar y tomar medidas inmediatas que nos garanticen a todos el ejercicio de la política sin armas, para poder avanzar de forma cierta en la necesaria reconciliación nacional.

El Acuerdo para el Desmantelamiento del Paramilitarismo, aun en ciernes en la Mesa de La Habana, requiere su urgente firma e implementación. De igual forma, llamamos a toda la comunidad internacional a contribuir efectivamente para frenar el desangre y la zozobra que engendra el paramilitarismo al pueblo colombiano, haciendo una veeduría efectiva sobre este fenómeno y las crecientes denuncias en el país.

Para Piedad y todos los compañeros y compañeras víctimas del paramilitarismo, nuestra más sincera y fuerte solidaridad. Los llamamos a no desfallecer en la lucha común por auténticas garantías democráticas y la solución política al conflicto, con la seguridad que con el concurso de todos y todas, contra la barbarie y la muerte, la paz vencerá. Estamos contigo Piedad.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

0 comentarios:

Publicar un comentario