Video

lunes, 18 de abril de 2016

La historia de mujeres rebeldes y humildes


Por: Manuela Marín, Delegación de Paz de las FARC-EP www.mujerfariana.org

Conocí a Andrea por esas casualidades de la guerra que todos los días se nos dan, acababa de salir de un desembarco desproporcionado en contra de una escuadra de misión especial de la cual ella era responsable y responsable en las FARC-EP significa Comandante. Andrea es una Comandante perteneciente al Bloque Sur.

Situación compleja para una unidad guerrillera producida por una operación asimétrica y desmedida, pero ella y sus tropas no tenían tiempo para contarnos en detalle las impresiones causadas por el ataque, pues estaban concentrados en rescatar los materiales de su trabajo que estaban muy cerca de donde cayeron las unidades del ejército. No hubo  heridos, ni muertos. En muestra de la pericia guerrillera los camaradas salieron ilesos, sin novedad.

Verla en ese momento con su sonrisa tranquila, en medio del apresuramiento por resolver su nueva ubicación, la comida, comunicaciones, hizo que se disolvieran nuestros rostros de preocupación. Los helicópteros habían estado sobrevolando en el área, pasando por nuestro campamento durante varias horas en la noche y ahora, en la mañana, estábamos compartiendo un café caliente con los compañeros sobre quienes cayeron las ráfagas y los cohetes.

Aunque nunca nos habíamos visto y a pesar de ser de Bloques diferentes, cuando nos saludamos con cualquiera de nuestros camaradas, es un encuentro con nuestra familia, una celebración de vida y una oportunidad de entregar nuestra absoluta solidaridad. Esta ocasión nos sirvió entonces para intercambiar opiniones frente a la situación de la región y del proceso de Paz, también para disfrutar juntos del Noticiero Insurgente producido por nuestros periodistas y por supuesto, para conocer de nuestras vidas.

Encontré entonces en Andrea una mujer que por la seguridad de sus relatos, no puede ocultar los 35 años que lleva como guerrillera de las FARC-EP, experiencias vividas en diferentes momentos históricos que se expresan sobretodo en su absoluta sencillez y en esa profunda convicción de que su vida en otro lugar que no fuera la lucha revolucionaria no tendría sentido.

Pero también descubrí en ella una madre orgullosa de su hermosa hija, quien fue producto de una relación de 30 años con su compañero Arturo Rojas, junto con quien protagonizó una historia de amor guerrillero que se consolidó en la trinchera. Él fue un comandante destacado en  el combate y ella hizo su carrera junto con él, disparaban siempre juntos, uno al lado del otro.

El día de la muerte de Arturo, que ella recuerda minuto a minuto, se alistaron juntos para salir, como de costumbre. Pero ya en la formación Andrea fue nombrada responsable de las tropas que se quedaban en el campamento. Esa tarde, cuando regresaron, ella ordenó llevarles agua a los recién llegados y llevó ella misma el jarro para su compañero, pero nunca lo encontró en el grupo y las caras de los demás se lo dijeron todo, Arturo fue muerto en combate.

Lo más difícil, según cuenta, fue darle la noticia a su hija. La niña pasaba todas sus vacaciones, navidad y año nuevo con ellos, nunca conoció, ni quiso,  una celebración de esas fechas distinta a la que se vive en la guerrilla, hasta que se hizo adolescente y la persecución la obligó a salir del país. Tuvo que pasar un mes de la muerte de Arturo para que la madre se atreviera a tomar un teléfono para darle la noticia.

Han pasado ya 5 años y Andrea cuenta la historia con mucho orgullo, por tener una familia firme con la causa de los pobres y por su carrera de dirigente de la misma. No oculta su entusiasmo por estar hoy siendo partícipe del proceso de Paz, desde allí en la misión que desempeña, desde su día a día como comandante, pues sabe que los éxitos logrados en la mesa de conversaciones como por ejemplo la Sub Comisión de género que se conformó, no podrían haberse dado sin el trabajo dedicado de cada una y cada uno de los integrantes de nuestra organización.

Su historia como la de todas las guerrilleras, es la historia de las mujeres rebeldes y humildes de Colombia para quienes la defensa de los intereses de su clase, es su proyecto de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario