Video

sábado, 8 de octubre de 2016

El Che vive, invitando a la lucha, inspirando un nuevo amanecer



Este 8 de octubre se celebra una vez más el Día del Guerrillero Heroico, homenaje que el movimiento democrático y revolucionario mundial tributa a la memoria de Ernesto Guevara de la Serna, conocido mundialmente como el Che Guevara. Su captura en Bolivia en esta fecha de 1967 y su posterior asesinato en la mañana siguiente aún siguen estremeciendo a buena parte de los habitantes de los cinco continentes, que ven en él a un símbolo universal de la lucha contra la injusticia, contra la explotación, contra el hambre y el atraso de los pueblos.

Pocos personajes contemporáneos han sido objeto de tanta curiosidad humana y política, del cúmulo de investigaciones biográficas e históricas, del mar de indagaciones sobre su pensamiento económico, social y político, de las profundas reflexiones en torno a su postura ética. El Che ha salido cada vez más grande y reconocido de cada una de ellas. Por su altruismo fuera de cualquier discusión, por su amor incondicional a todos los pueblos del mundo, por su enorme y aguda formación ideológica, política y cultural, por la consecuencia entre lo que pensó e hizo siempre, por la firmeza de sus convicciones, por su decisión de entregar la vida por sus ideas.

Inquieto y liberal en su juventud, lector empedernido y precoz autor literario, médico por vocación, ávido de conocer el mundo directamente, inconforme con la dolorosa situación de desigualdades e injusticias en todo el continente, el Che viajero, el Che estudioso del marxismo en Guatemala, el Che prófugo en Méjico, entra en contacto con Fidel, Raúl y los otros soñadores cubanos que se alistan para una insurrección armada en su país, y en poco tiempo será el Comandante Guevara, jefe de la columna guerrillera que se apoderará de Santa Clara y que entrará después victorioso a La Habana pregonando la revolución socialista.

Gerente del banco estatal, ministro de industria, jefe militar enfrentado a las agresiones imperialistas, trabajador voluntario de machete en mano, maestro, escritor prolífico, diplomático y vocero de la revolución cubana en diversos foros mundiales, esposo y padre de familia ejemplar y cariñoso, estudioso de las ciencias económicas y teórico de la guerra de guerrillas, el Che sigue su estrella de combatiente internacionalista, lo deja todo y viaja al Congo y después a Bolivia, siempre impulsado por construir la revolución socialista que ponga fin al capitalismo voraz y brutal, y abra las puertas a un mundo de igualdad y justicia para los seres humanos. 

Su ejemplo inspirador seguirá animando las juventudes de todas las generaciones venideras, porque el Che permanece siempre joven, siempre puro, siempre limpio, demostrando a todos que la vida puede ser más bella y grandiosa cuando se deja el interés personal atrás y se abraza la causa de los pueblos por un mejor futuro. Su lucha armada seguirá siendo modelo para todos aquellos que aspiran a poner fin a la violencia ciega de las clases dominantes contra la inconformidad y la protesta de los que sufren la pobreza y el abandono. Sus decisiones correspondieron a su época y a su contexto y por tanto no pudieron ser nunca distintas. 

Las FARC-EP, empeñadas hoy más que nunca en la conquista de la paz con justicia social para Colombia, deseamos unirnos hoy al merecido reconocimiento que todos los pueblos del mundo hacen al Che Guevara. Sabemos de la admiración y defensa que hizo en vida de nuestro comandante fundador Manuel Marulanda Vélez, del reconocimiento a la justicia de la bandera que levantaba en Colombia y de su fraternal mensaje de victoria. Conocemos del culto que el pueblo y el Estado cubanos profesan a su personalidad y obra, del cariño con el que los niños pioneros aspiran a imitarlo en un mañana. El Che vive, sonriendo, combatiendo, hablando de paz y justicia social, invitando a la lucha, inspirando un nuevo amanecer. 

SECRETARIADO NACIONAL DE LAS FARC-EP

La Habana, 8 de octubre de 2016.

0 comentarios:

Publicar un comentario